segunda-feira, 2 de maio de 2016

COMUNICADO DO COMANDO DO SUL DOS EUA ESTABELECE ESTRATÉGIA PARA DERRUBAR GOVERNO DA VENEZUELA


Cuando todo tiene sentido
El Comando Sur, como brazo armado de las corporaciones en la región, no puede andar perdiendo el tiempo. El apuro se hace cada vez más evidente y el velo entre el terreno de lo real y concreto con lo planificado disminuye en su brecha narrativa, es decir, en el intento mediático de ocultar lo que es un bien orquestado plan que actualmente se encuentra no solo en desarrollo, sino en plena aceleración.
En esto consiste la segunda fase de la operación "Venezuela Freedom" (Libertad Venezuela), de acuerdo al documento que logró revisar Misión Verdad. Y habla de una segunda fase puesto que la primera, desarrollada por el precedesor de Tidd, el general John Kelly, "ha sido confirmada por los últimos acontecimientos".
Para ello, el documento se basa em la (seminal) intervención de Kelly ante el Comité Senatorial de los Servicios Armados del Congreso de los Estados Unidos, el 12 de marzo de 2015 y que fue oportunamente reseñado por esta tribuna. A saber, la intervención se centró en la crisis humanitaria en ciernes "debido a la rampante violencia, la delincuencia y la pobreza, la inflación galopante, la grave escasez de alimentos, medicinas y electricidad".
Como sabemos, el pronóstico de "crisis humanitaria" y sus alrededores fue el eje central de la campaña de la MUD. En tal sentido, señala el jefe del Comando Sur que "la derrota en las elecciones y la descomposición interna del régimen populista y anti-norteamericano recoge el impacto exitoso de nuestras políticas impulsadas con fuerzas aliadas en la región en la fase 1 de esta operación, entre las que destacan:
a. Poner en evidencia el carácter autoritario y violador de los derechos humanos del gobierno de Maduro.
b. Empleo del mecanismo de la Orden Ejecutiva como parte de una estrategia que puede justificar el desarrollo de nuestra política, teniendo como justificativo legal la Constitución y las leyes de Estados Unidos de América...
c. Aislamiento internacional y descalificación como sistema democrático, ya que no respeta la autonomía y la separación de poderes.
d. Generación de un clima propicio para la aplicación de la Carta Democrática de la OEA.
e. Colocar en la agenda la premisa de la crisis humanitaria que permita una intervención con apoyo de organismos multilaterales, incluyendo la ONU" (subrayado nuestro, en negrillas, en adelante).
El documento da testimonio de que sí existe una guerra declarada abiertamente
Para Tidd, "a pesar de las rivalidades y desunión en sus filas, ya que se mueven en su seno diferentes intereses y puntos de vista", la MUD y sus alrededores han "aprovechado las circunstancias para crecer", dice.
Pero semejante "cortesía" del discurso revela, a contraluz, que poco significó tal unión, puesto que, dice a renglón seguido el almirante, "nuestra intervención oportuna ha permitido delinear un camino para una salida rápida del régimen". Algo que evidentemente va más allá del atajaperros político de la MUD.
"Si bien se está enarbolando el camino pacífico, legal y electoral, ha crecido la convicción de que es necesario presionar con movilizaciones de calle, buscando fijar y paralizar a importantes contingentes militares que tendrán que ser dedicados a mantener el orden interno y seguridad del gobierno, situación que se hará insostenible en la medida en que se desaten múltiples conflictos y presiones de todo tipo", remata Tidd en su diagnóstico.
Es sobre esa base que la nueva dirección del Comando Sur, en voz y firma de su nuevo jefe, examina "un conjunto de recomendaciones, para la segunda fase, efectiva de nuestra intervención en Venezuela".
"Cerco y asfixia": las 12 recomendaciones del almirante Tidd
La operación se concibe para ser ejecutada por los Componentes Operacionales del Comando compuesto por el Comando de Operaciones Especiales, la Fuerza Conjunta Bravo y la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur (inteligencia), "concebida como una operación de amplio espectro, conjunta y combinada dentro del área de responsabilidad, priorizando los conceptos estratégicos:fuerza decisiva, proyección de poder, presencia en ultramar y agilidad estratégica".
Estos últimos conceptos contemplados generosamente dentro de la Doctrina de Espectro Completo del Pentágono recogido en el documento Joint Vision 2020 (aquí una traducción), elaborado por la Dirección de Políticas y Planes Estratégicos del Ejército de los EEUU en junio de 2000 y que es, en sí mismo, la matriz doctrinaria de todos los manuales y proyectos de Guerra No Convencional desarrollados hasta hoy en día.
En tal sentido, la recursividad de la guerra contra Venezuela es demostradamente asimétrica, empleando (volviendo a Tidd) "recursos diplomáticos, de información, militares, económicos, financieros, de inteligencia y jurídicos".
Bien lejos quedan los ejércitos de tropas regulares, los tanques, los drones y los misiles. Y demasiado cerca los actores no-estatales, los derechos humanos militarizados de acuerdo a la agenda de la globalización neoliberal, los cómplices mediáticos, los operadores empresariales y los intermediarios políticos con sus respectivos lobbys y escritorios jurídicos. Guerra No Convencional.
La Guerra No Convencional, tutelada por el Comando Sur, nos respira el cuello
En tal sentido es que van las 12 "recomendaciones" de la nueva gestión del Comando, desagregadas "en acciones específicas". Ellas son:
1."Con los factores políticos de la MUD hemos venido acordando una agenda común, que incluye un escenario abrupto que puede combinar acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada". Sostiene Tidd que "el referéndum o la enmienda" se impulsa en tanto "cobertura" mientras se ampara legitimidad a partir de los artículos 333 y 350 de la Constitución.

Donde, además, ofrece la siguiente joya de pasaje: "Es indispensable destacar que la responsabilidad en la elaboración, planeación y ejecución parcial (sobre todo en esta fase-2) de la Operación Venezuela Freedom-2 en los actuales momentos descansa en nuestro comando,
pero el impulso de los conflictos y la generación de los diferentes escenarios es tarea de las fuerzas aliadas de la MUD involucradas en el Plan, por eso nosotros no asumiremos el costo de una intervención armada en Venezuela, sino que emplearemos los diversos recursos y medios para que la oposición pueda llevar adelante las políticas para salir de Maduro".
2. "Bajo un enfoque de 'cerco y asfixia', también hemos acordado con los socios más cercanos de la MUD, utilizar la Asamblea Nacional como tenazapara obstruir la gobernanza: convocar eventos y movilizaciones, interpelar a los gobernantes, negar créditos, derogar leyes".
3. "...en el plano político interno hay que insistir en el gobierno de transicióny las medidas a tomar después de la caída del régimen, incluyendo la conformación de un gabinete de emergencia, donde puedan incluirse sectores empresariales, jerarquía eclesial, sindicatos, ONGs, universidades.
4. "Para arribar a esta fase terminal, se contempla impulsar un plan de acción de corto plazo (6 meses con un cierre de la segunda fase hacia julio-agosto de 2016), como señalamos, hemos propuestos en estos momentos aplicar las tenazas para asfixiar y paralizar, impidiendo que las fuerzas chavistas se pueden recomponer y reagruparse".

Además, como dice más adelante de "insistir en debilitar doctrinariamente a Maduro, colocando su filiación castrista y comunista (dependencia de los cubanos) como eje propagandístico, opuesta a la libertad y la democracia, contraria a la propiedad privada y al libre mercado. También doctrinariamente, hay que responsabilizar al Estado y su política contralora como causal del estancamiento económico, la inflación y la escasez".
5. "Mantener la campaña ofensiva en el terreno propagandístico, fomentando un clima de desconfianza, incitando temores, haciendo ingobernable la situación. En esto es importante destacar todo lo que tiene que ver con desgobierno: las fallas administrativas, la afectación con los altos índices de criminalidad y la inseguridad personal". Señala el documento, además, que para el desarrollo de dicha ofensiva propagandística cuentan con los jóvenes que demuestran "una creciente identidad con nuestra forma de vida e ideales". Además rematando el punto: "Estos avances en los actuales momentos, son el resultado de nuestras campañas propagandísticas, pero no podemos obviar el peso de la crisis como dato empírico que la detona y refuerza".
6. "Por esto", continúa en el siguiente punto, "particular importancia tiene la explotación de los temas como la escasez de agua, de alimentos y de electricidad, teniendo este último aspecto un carácter grave para el gobierno, ya que la sequía ha generado una amenaza de colapso de los embalses y debemos prepararnos para explotarlo al máximo desde el punto de vista político, reforzando la matriz mediática que ubica la crisis eléctrica como responsabilidad exclusiva de Maduro".
7. "Especial interés adquiere en las actuales circunstancias, posicionar la matriz de que Venezuela entra en una etapa de CRISIS HUMANITARIA por falta de alimentos, agua y medicamentos, hay que continuar con el manejo del escenario donde Venezuela está 'cerca del colapso y de implosionar' demandando de la comunidad internacional una intervención humanitaria para mantener la paz y salvar vidas".
8. En el plano de la creación de alianzas en lo regional, "hay que insistir en la aplicación de la Carta Democrática, tal y como lo hemos convenido con Luis Almagro Lemes", lo que le reviste de un marco jurídico capaz de mover otros resortes de la intervención de forma indirecta, valiéndose de ex presidentes, gobiernos afines y la Alianza Parlamentaria Democrática de América.

Pero la cosa cobra un matiz aún más operativo cuando en el mismo punto se destaca que "se hace relevante
la coordinación entre organismos de la Comunidad de Inteligencia y otras agencias como las organizaciones no gubernamentales (ONGs), corporaciones privadas de comunicación como la SIP y diversos medios privados (TV, prensa, redes, circuitos radiales)".
9. "No se puede dejar a un lado el esfuerzo que hemos venido haciendo para vincular al gobierno de Maduro con la corrupción y el lavado de dinero (...) para demostrar la vinculación de los personeros del gobierno (...)sumariados en la Orden Ejecutiva. En estas coordenadas, hay que desarrollar campañas mediáticas con los testigos protegidos que colaboran con la aplicación del decreto del 9 de marzo de 2015".
10. Al abordar la cuestión militar, detalla el documento cómo han "ganado adeptos en sectores institucionalistas" producto de su "exitosa campaña". No obstante, es preocupación del Comando Sur lo que según su propio lenguaje, "existe una alta probabilidad de que los mandos identificados con el chavismo duro ofrezcan resistencia, sobre todo en unidades élites que históricamente se han alineado con el régimen. Por eso, hay que sostener el trabajo de debilitar ese liderazgo y anular su capacidad de mando".
11. "Lectura similar es necesario hacer en relación al empleo que va a hacer el gobierno de las llamadas milicias y colectivos armados. La presencia de este personal combatiente y fanatizado en las ciudades priorizadas en el plan, se convierten en obstáculos para las movilizaciones de calle de fuerzas aliadas y grupos opositores, siendo también un impedimento para el control efectivo de instalaciones estratégicas. De allí la demanda de su neutralización operativa en esta fase decisiva".
12. "Si bien en la situación militar no podemos actuar ahora abiertamente, con las fuerzas especiales aquí presentes hay que concretar lo ya anteriormente planificado para la fase 2 (tenaza) de la operación. Los entrenamientos y aprestos operacionales de los últimos meses, con la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo en la base de Palmerola, en Comayagua –Honduras, la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur–, permite colocar tales componentes en condiciones de actuar rápidamente en un arco geoestratégico apoyado en las bases militares de 'control y monitoreo' en las islas antillanas de Aruba (Reina Beatriz) y Curazao (Hato Rey); en Arauca, Larandia, Tres Esquinas, Puerto Leguízamo, Florencia y Leticia en Colombia; todo ello como Lugar de Operaciones de Avanzada (FOL), con proyecciones sobre la región central de Venezuela donde se concentra el poderío político-militar", para luego enumerar los activos militares dispuestos para la operación.
Existe un esfuerzo por influir psicológicamente a la población contra su gobierno
Estos son los 12 puntos en los que se concentran un arco de acciones, factores y activos con los que el Comando Sur tutela la Guerra No Convencional, la combinación de recursos asimétricos que también la caracterizan como una guerra híbrida, y la negación del rostro en sus actores y responsables sobre el terreno, volcando la acción a una presunta responsabilidad política establecida de antemano en el teatro de operaciones mediático.
Es así cómo se corrobora que detrás de la Guerra No Convencional" buscan explotar las vulnerabilidades políticas, militares, económicas y psicológicas de un poder hostil, mediante el desarrollo y el sostenimiento de fuerzas de resistencia que cumpla con los objetivos estratégicos de los Estados Unidos".
Aún más, en esta comprobada metódica, bajo el mismo patrón de agresión que se ha empleado en otros escenarios, la investigadora Sharmine Narwani apunta: "El aspecto más vil de la GNC –aparte de las obvias violaciones a la legislación internacional en relación a su soberanía, integridad territorial y la pérdida de vidas humanas / propiedades, etc.– es el esfuerzo agresivo y proactivo por influir psicológicamente a la población contra su gobierno".
Las dos citas del miedo yanqui
Es expresivo que así como conciben con una aparente precisión de relojería cuál va a ser su plan de operaciones de aquí a principios del segundo semestre de agosto (recordar: "6 meses con un cierre de la segunda fase hacia julio-agosto de 2016"), ni siquiera con el tono petulante que los caracteriza no la tienen todas consigo.
Ya vimos cómo conciben como un factor de perturbación la dirigencia militar chavista, apostada especialmente en unidades élite y que son objetivo confesado para quebrar la confianza de la (esencial) llave cívico-militar.
Lo que confirma la tendencia de una de las campañas mediáticas centrales. Pero existe algo más, no es de gratis que "hay que valorar adecuadamente el poderío del gobierno y su base social, que cuenta con millones de adherentes los cuales pueden ser cohesionados y expandirse políticamente. De allí nuestro llamado a emplearnos a fondo ahora que se vienen dando las condiciones".
Es decir, hostigar a la base chavista al punto de la desmovilización por shock, por coacción, por miedo, desencanto y la violencia tutelada y descontrolada que hoy en día encarnan (estúpidas) bandas criminales (bacrim) que han dado un salto cualitativo en sus capacidades operativas, hecho que se hace imposible de concebir sin el apoyo de la triada narcotráfico-tráfico de armas-servicios de inteligencia, capaces de dotar y entrenar a las tales bacrim, que hoy en día todavía reúnen características aparentes de la cultura malandra, pero que en su fondo estructural son ejércitos irregulares en ciernes.
Nuevamente queda claro que el chavismo en la calle es el principal disuasivo, y por lo tanto, el objetivo prioritario.
El chavismo en la calle es el objetivo prioritario
El cazador cazado: para una consideración final
Se ha mitificado hasta extremos harto ridículos la sofisticación y eficacia de la mecánica imperial y sus mecanismos no convencionales de agresión permanente contra naciones soberanas. La consciencia política, la noción de contexto histórico y el conocimiento de causa ante la violencia son elementos que frenan, a pesar del sostenido, inédito y descomunal desgaste, la fractura total de la nación venezolana. Conocer este material, su lógica y sus procedimientos son un paso clave para desarmar la guerra que ya parcialmente se ha impuesto en el escenario nacional.
Pero tampoco ha sido un asunto de lotería que este documento salga al aire, y que haya sido interceptado y puesto en evidencia ante la opinión pública. No sólo el cazador es el que caza: también puede recibir los varapalos del entorno en donde pretende montar cacería.
El documento que aquí se desmenuzó de forma extensa da testimonio de que sí existe una guerra declarada abiertamente, que los actores sobre el terreno se encubren, que los políticos que le dan cuerda mienten y destacan su estatuto de traidores a su suelo, y que necesitan apretar la avanzada destituyente antes de que lo que tienen por condiciones objetivas cambie.
Muchas de las dificultades ahora tienen más rostro. Queda ahora de parte de nosotros.

GONZALO CARRANZA Y EL DICTADOR VIDELA

Roberto Pizarro, mi querido orientando, companheiro do Partido Socialista chileno, foi diretor do Centro de Estudos Socioeconómicos (CESO)logo convertido em diretor da Faculdade de Economia Política que resultou da reforma universitária da Universidade do Chile, iniciada em 1968, antes do 1968 francês e suas outras expressões internacionais. Era o ensaio geral do grande processo revolucionário chileno (que descrevo em boa parte através do meu livro Bendita Crisis, editado na Venezuela, pela editorial El Perro y la Rana, que o disponibiliza gratuitamente como todos os múltiplos livros editados pelas varias editoras estatais da Venezuela revolucionária). Roberto (Tito) e sua companheira Alicia, com quem teve dois filhos muito espertos. foi um dos primeiros procurados pela ditadura de Pinochet que se apossou de nosso CESO que eu dirigia então e da Faculdade que Tito dirigia,  para instalar aí os órgãos da repressão ativados pela ditadura. Al escapar para a Argentina pensava encontrar condições democráticas que logo se decepcionou ao ser preso com sua companheira ainda no governo de Isabel Perón... Ele nos conta as histórias terríveis da prisão argentina que competia com a chilena em horror. É um depoimento cheio de horror mas balanceado pelo seu respeito e carinho pelos companheiros de prisão.

Quem viveu estas histórias não pode virar as costas para os nossos povos.. Tito foi ministro de planejamento do regime pós ditatorial no Chile, foi embaixador no Equador, continua ativo na vida acadêmica atualmente pois não pode resignar-se às propostas de colaboração das esquerdas que domina o cenário chileno.

Argentina: A 40 años del golpe de Estado más sangriento de América Latina


“Este 24 de marzo se cumplen 40 años del golpe de Estado que remplazó un régimen corrupto y autoritario, -el de Isabel Perón y López Rega-, por una dictadura corrupta y criminal en Argentina. El saldo fue, y es, terrible: treinta mil víctimas torturadas, asesinadas, desaparecidas” (Politika).
Other News seleccionó dos artículos, escritos por el ex ministro y economista chileno Roberto Pizarro y por el experiente periodista uruguayo Aram Aharonian
———————————————————————
Gonzalo Carranza y el dictador Videla
Por Roberto Pizarro*
——————————————————————————–
A Gonzalo Carranza le dieron la libertad para matarlo. Fue a pocas cuadras de la cárcel de La Plata, el 3 de febrero 1978, cuando tenía 27 años. Lo conocí en la cárcel de Villa Devoto, dónde estuve preso durante un año, gracias a la “Operación Cóndor”. Mi encuentro con él fue en una celda de castigo que compartimos durante dos semanas. Eran los tiempos de Videla en Argentina y de Pinochet en Chile. Los dictadores se pusieron de acuerdo para aplastar a los grupos opositores, mediante una coordinación represiva que asesinaba, torturaba, robaba y raptaba niños. En esos tiempos la vida era una lotería. Mi esposa –también detenida en Villa Devoto– y yo nos salvamos. A Gonzalo lo asesinaron.
Cuando los chilenos ingresamos a la cárcel de Villa Devoto, los presos argentinos nos dijeron que teníamos que respetar la tradición, la que se resumía en dos conceptos: los presos políticos no corren y tampoco se abren los cantos (nalgas). “La requisa” revisaba detalladamente las celdas de tanto en tanto, exigiendo al preso descubrir su ano para buscar posibles “embutes” (escondites) y luego lo obligaban a salir de la celda y correr hasta el fondo del pabellón.
El preso político debía rechazar a voz en cuello la indagación sobre su intimidad diciendo, “los presos políticos no se abren los cantos” y los guardias, en una suerte de acuerdo tácito, lo aceptaban; inmediatamente después exigían correr, pero el preso político debía gritar: “los presos políticos no corren”. Y “la requisa” dejaba pasar esa particular forma de resistir dentro de la cárcel. Eran los tiempos de Isabel Perón y de Lopez Rega.
“López Rega promovió un sistema de represión criminal clandestina que pronto se abrió paso resueltamente. Muerto Perón en julio de 1974, fue sucedido en la presidencia por su cónyuge, Isabel Martínez de Perón, bajo cuyo gobierno López Rega medró casi sin límites y su metodología se fue expandiendo sin obstáculos. El eclipse de éste en 1975 no significó la extinción del sistema sino, en realidad, su consolidación, su despersonalización y de algún modo su institucionalización. En marzo de 1976 también Isabel Perón debió abandonar el gobierno y las fuerzas armadas llevaron a sus últimas consecuencias la técnica de la represión criminal clandestina.” (Salvador María Lozada)
El 24 de Marzo de 1976 se instaló la dictadura de Videla. El gobierno de Isabel y López Rega se caía a pedazos por la corrupción, el desorden económico, el accionar represivo paralelo de la triple A, en medio de la protesta que crecía en el movimiento sindical y el accionar de las organizaciones guerrilleras. A diferencia de lo que sucedió con el golpe en Chile, el derrocamiento de Isabel Perón recibió cierto reconocimiento a nivel mundial en la ilusa creencia que se disciplinaría la represión y que volvería el orden a Argentina. No fue así. El Gobierno de Videla se convirtió en el más criminal en toda la historia argentina, con niveles de corrupción superiores al gobierno derrocado. Tuvo además la pretensión de refundar la economía argentina.
“Estado Terrorista y modelo económico neoliberal fueron las dos caras de una misma moneda: el ejército se encargó de destruir físicamente las bases de apoyo y la resistencia de los sectores progresistas, sindicatos y organizaciones de izquierda, y Martínez de Hoz se ocupó de acabar con sus fuentes de alimentación: el Estado Benefactor y la industria.” (Juan Ignacio Pontis)
Cuando, en noviembre de 1975, bajo el Gobierno de Isabel, ingresé a Villa Devoto habíamos sólo dos presos por celda, los que no corrían ni se abrían los cantos cuando “la requisa” lo exigía. Todo se pudrió a partir del 24 de Marzo. Con el golpe militar de Videla ingresaron a la cárcel dirigentes sindicales, pobladores, estudiantes e intelectuales. Pasamos a ser siete presos por celda. Ya no eran los militantes convencidos, los combatientes de la guerrilla peronista o guevarista y algunos extranjeros de los países vecinos los que convivíamos en Villa Devoto. La cárcel se masificó y se convirtió en un infierno. No sólo en Villa Devoto, sino en todo el país. Se impuso el terror y la venganza, desde el Estado. El general Ibérico Saint Jean, resumió los propósitos que perseguía el Gobierno militar: “Primero vamos a matar a todos los subversivos, después a sus colaboradores; después a los indiferentes y por último a los tímidos.”
Supe del asesinato de Gonzalo estando en Inglaterra, lugar de mi refugio político. No me he olvidado de él. Cuando llegó “la requisa” a mi celda, después del golpe de Videla, pude darme cuenta que la represión, que ya era dura con Isabel, se había convertido en algo distinto. Completamente distinto. Esta vez nos golpearon brutalmente, rompieron los escasos enseres que se nos permitía poseer y liquidaron en pocas horas esa tradición carcelaria de los presos políticos: ¡qué no se abren los cantos! ¡ qué no corren!
En efecto, los que no nos abrimos los cantos y los que no corrimos frente a la exigencia de los represores fuimos enviados a “los chanchos”, vale decir a las celdas de castigo de Villa Devoto, en el subterráneo. Allí conocí a Gonzalo Carranza. Los gendarmes me llevaron a su misma celda de castigo, lugar de un metro cuadrado, dónde no cabíamos los dos sentados.
No recuerdo la causa por la que Gonzalo se encontraba detenido. Tampoco recuerdo su militancia. Gonzalo estaba en otro piso, en el pabellón de los duros, pero en el subterráneo se acumularon todos los castigados: “los subversivos, sus colaboradores, los indiferentes y los tímidos.” Allí nos conocimos y hablamos de nuestras vidas. Gonzalo era expresivo, conversador y alegre. A los guardias les gustaba conversar con él cuando iba al baño o a través de la puerta. Le dije que con ese encanto le sería fácil convencer al juez de su inocencia. Su tranquilidad era sorprendente cuando me dijo: el juez Russo de La Plata, el que lleva mi causa, me la tiene jurada. Soy hombre muerto.
“Hasta ese día Piñero desconocía el paradero de su esposo. La última noticia había sido que el 26 de enero lo habían trasladado los militares, pero no sabía a dónde. Entonces fue a ver al juez Russo: “No siga con las gestiones porque en lugar de uno van a ser dos”, le respondió el fallecido magistrado, en alusión a que la mujer podía también desaparecer.” (Testimonio de María Teresa Piñero, esposa de Angel Piñero, asesinado en la Unidad carcelaria 9 de la Plata, meses antes que Gonzalo Carranza).
Yo sentía cierta culpabilidad al saber el destino que le esperaba a Gonzalo. Los chilenos detenidos en noviembre de 1975, en el marco de la “Operación Cóndor, teníamos cierto “capital social”. Cayeron detenidos junto a nosotros una pareja de ingleses lo que nos dio protección de la Corona y, además, la protesta internacional a favor de los chilenos era inconmensurable. Solidarizar con Chile y los chilenos significaba colocarse junto a la dignidad de Salvador Allende y al patriotismo del General Prats y rechazar la vulgaridad de Pinochet. No sucedía lo mismo con Videla, quien había derrocado a un gobierno vergonzante. Eso se pensaba hace 40 años, cuando se creía que los crímenes de Videla eran distintos a los de Pinochet.
“Después de verlo en tantas fotos, un día vi una en que lo llevaban preso. Iba entre dos policías, iba viejo, con el pelo blanco y escaso, más flaco que nunca, hasta parecía tambalear o era como si lo arrastraran. No se lo veía con ganas de aceptar ese destino, pero menos aún con fuerzas como para rechazarlo. Era el Monstruo. No el que Borges y Bioy imaginaron y condenaron (instrumentando el metafórico asesinato de un intelectual judío) en un endeble cuento montevideano, no el que los irritaba y agredía convocando a los cabecitas en un día festivo, no el que organizaba en la plaza histórica su fiesta interminable. Era el verdadero Monstruo, el que hizo la fiesta más sangrienta de la historia de este país, el que no la hizo en la plaza histórica sino en los sótanos del horror o en el río inmóvil. Era Videla.” (José Pablo Feinmann).
La cárcel de Villa Devoto cambió a partir del golpe militar. Los gritos de los que se aferraban a los camastros para impedir que los gendarmes los condujeran hacia la tortura o la muerte se escuchaban a diario. Pero, en la Unidad de La Plata fue peor. Allí trasladaron desde Devoto a Gonzalo, a Dardo Cabo, a Gorosito, a Rappaport y a tantos otros compañeros de infortunio que conocí personalmente o por sus historias políticas. A tantos que mataron y con quienes nos comunicábamos por “palomitas” (mensajes enviados por las ventanas de las celdas, mediante un hilo comunicante) o a quienes se les escuchaba a lo lejos las canciones de Victor Jara, Violeta Parra o Mercedes Sosa.
Jueces, curas, militares y policías represores contaron con el apoyo incondicional del jefe de la Unidad Penal N°9 de La Plata durante la dictadura, el prefecto Abel David Dupuy, para torturar, asesinar a los presos y amenazar a sus familiares. La Asociación por los Derechos Humanos de La Plata responsabilizó a Dupuy de las violaciones a los derechos humanos que sufrieron los detenidos en aquel penal de esta ciudad, desde fines de 1976 a 1980, período en que el prefecto estuvo a cargo de la jefatura del penal. En la solicitud, de cuarenta páginas, el organismo individualizó nueve homicidios, cinco casos de desaparición forzada y diecinueve tormentos. (ADHP).
Gonzalo Carranza sabía que su destino era inevitable. Lo habían condenado al patíbulo por adelantado. No importaba si era inocente o no. A los represores tampoco les interesaba el sufrimiento de su esposa, de sus padres, de los que lo conocimos y quisimos. En mi caso tan fugazmente. Yo pude salir a Inglaterra, con Alicia, mi esposa. Mis hijos, Rodrigo y Andrés, se encontraron con nosotros en viaje directo desde Chile, dónde tuvieron que permanecer durante un año por las amenazas de muerte que habían recibido en Buenos Aires.
Gonzalo está entre las treinta mil personas que desaparecieron en Argentina. Seres humanos con historias, ilusiones y deseos, con amigos, padres, madres e hijos que los aman, los recuerdan y claman por la verdad y justicia que merecen. Yo te sigo recordando Gonzalo y también te recuerda Benedetti. Si, ese. El mismo escritor uruguayo que tanto te gustaba y del que me hablabas cuando tú estabas de pie y yo sentado y luego yo de pie y tu sentado en “el Chancho” de Villa Devoto. Y allí estuvimos porque “los presos políticos no corren” y “los presos políticos no se abren los cantos”.
“A pesar de las muertes que los militares les depararon, los 30.000 desaparecidos permanecen poblando el compromiso y la esperanza. 30.000 desaparecidos que siguen aferrados en la gente que protesta, que se enfrenta, que desafía a un sistema aberrante de injusticia y perversión. 30.000 desaparecidos que reaparecen en cada fisura social, en cada marea que los trae, en las Madres que los reclaman; en los Hijos que los nombran y los pelean. 30.000 desaparecidos que son parte indisoluble de todas y todos los que han seguido luchando, sobrellevando sus ausencias. 30.000 desaparecidos que tomaron cuerpo y voz en otras latitudes en donde los reconocen como propios.” (Benedetti)
*Economista de la Universidad de Chile, con estudios de posgrado en la Universidad de Sussex (Reino Unido). Investigador Grupo Nueva Economia, ha sido decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Chile, ministro de Planificación y rector de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (Chile). Artículo publicado en POLITIKA, de Santiago.
Un proceso de “reorganización” ya no es tarea de militares
Por Aram Aharonian*
Hace 40 años para imponer un modelo político, económico y social, el poder fáctico apelaba a las Fuerza Armadas, para que con tanques, bayonetas, torturas y desapariciones, pusiera en marcha un “proceso de reorganización” neoliberal, cónsono con las demandas e intereses de los grandes grupos económicos nacionales y trasnacionales.
El golpe de estado cívico-militar de 1976 fue el último pero no el único en el siglo 20. Desde 1930 los argentinos habían sufrido sucesivas interrupciones del orden democrático. La supresión de los gobiernos elegidos por el pueblo, la represión de los conflictos que surgían entre distintos sectores sociales y la apelación a la violencia habían sido frecuentes desde esa fecha. Sin embargo, la dictadura cívico-militar que se inició en 1976 tuvo características inéditas, de terrorismo de Estado.
Los militares no actuaron solos ni por su cuenta. La decisión de tomar el gobierno contaba con la adhesión de diversos grupos de la sociedad (sectores con gran poder económico, grupos conservadores, medios de comunicación) que entendían que una dictadura era necesaria para organizar el país. Y contaron con el visto bueno del gobierno estadounidense, alentado por “el orden” impuesto a terror y sangre, muertos, torturados, miles de presos y desaparecidos en Brasil, Chile y Uruguay en años anteriores.
El secretario de Estado Henry Kissinger dio luz verde a la ola de represión de la junta golpista en 1976, que significó –entre otras calamidades- más de 30 mil desaparecidos, según documentos secretos estadounidenses desclasificados anteriormente, y ahora, con la visita del presidente Barack Obama, justo en el 40 aniversario de ese golpe, su gobierno promete que revelará más sobre la historia secreta de la relación entre Washington y Buenos Aires.
En Argentina, a la vez que se desarrollaban acciones de control, disciplina y violencia nunca vistas sobre la sociedad, se tomaban decisiones económicas que privilegiaban el ingreso de bienes y mercancías desde el exterior por sobre la producción nacional. Así miles de trabajadores perdieron su trabajo debido a que la industria nacional no podía producir productos a un precio similar o menor a los importados.
Este proceso fue acompañado por una campaña publicitaria que intentaba convencer a la población de que la industria argentina era mala, de baja calidad y asociaba a lo venido de afuera con lo bueno, lo interesante, lo deseado.
Los sucesivos miembros de la Junta Militar y diversas empresas asociadas tomaron grandes empréstitos del exterior: la deuda externa trepó de 8 mil a 43 mil millones de dólares. Por decisión de los dictadura cívico-militar, se convirtió en deuda pública, es decir en deuda que debieron pagar todos los argentinos. Las medidas financieras y administrativas marcaron un período de desinversión en salud, educación y vivienda con efectos muy importantes en el empeoramiento de las condiciones de vida de la gente.
Costó muchos años a los argentinos sanar las heridas dejadas por la cruenta dictadura: garantizar la vida, la salud, la educación, la vivienda, la nutrición de las grandes mayorías, convertir en ciudadanos a millones de pauperizados pobladores excluidos de la sociedad de época de la dictadura y la posdictadura neoliberal. Hoy no hacen falta tanques ni bayonetas para imponer un modelo político, económico y social. Basta con tener el control de los medios de comunicación social para servir a los intereses del poder fáctico, de las grandes empresas (algunas) nacionales y trasnacionales.
Miles y miles de despidos, cierre de fábricas, endeudamiento externo, empresarios dirigen la cosa pública, hay dura represión para el “ordenamiento social”: ya no son militares sino policías miltarizados, mientras el ejército de medios concentrados y cartelizados crean imaginarios colectivos. La respuesta no se halla en las instituciones (ejecutivas, legislativas y aún menos en las judiciales): pareciera estar, nuevamente, en las calles. La nueva arma mortal no esparce isótopos radiactivos: se llama medios de comunicación de masas que, en manos de una cuantas corporaciones, manipulan a su antojo en función de sus intereses corporativos, en alianza con las más reaccionarias fuerzas políticas. Hoy el escenario de guerra es simbólico y el terror mediático –y la imposición de imaginarios colectivos- se ha convertido en el disparador de planes de desestabilización de los gobiernos populares y restauración del viejo orden neoliberal.
¿Habrá iniciado Argentina un nuevo “proceso de reorganización nacional”, 40 años más tarde?
*Periodista y académico uruguayo con una vasta carrera profesional. Director de SURySUR, ex director general de TeleSUR y del mensuario político-social latinoamericano Question.

 

segunda-feira, 18 de abril de 2016

“É UM TRATADO, NO BOM SIGNIFICADO DA VELHA EXPRESSÃO; DESTINA-SE A FIGURAR EM TODAS AS BIBLIOTECAS DE CIÊNCIAS SOCIAIS COM O DESTAQUE DE UMA VERDADEIRA REFERÊNCIA DENTRO DO GRANDE TEMA UNIVERSAL DO DESENVOLVIMENTO”. EX-SENADOR ROBERTO SATURNINO BRAGA.



Três instituições se unem 

para apresentar o novo livro de 

Theotonio dos Santos*:



DESENVOLVIMENTO & CIVILIZAÇÃO:

UMA HOMENAGEM A CELSO FURTADO"






1- Editora da Universidade do Estado do Rio de Janeiro – EdUERJ

.

2- Centro Internacional Celso Furtado de  Políticas para o Desenvolvimento



3- Conselho Latinoamericano e Caribenho de Ciências Sociais – CLACSO.







Você pode baixar gratuitamente em:










*Pesquisador Visitante Nacional Sênior da UERJ 
Professor Emérito da UFF
Presidente da Rede e Cátedra UNESCO/UNITWIN sobre Economia Global e Desenvolvimento Sustentável (REGGEN) 
Prêmio Mundial de Economista Marxista 2013 da Associação Mundial de Economia Política (WAPE)
Prêmio Latinoamericano e Caribenho de Ciências Sociais da CLACSO






  
Prólogo


É um Tratado, no bom significado da velha expressão; destina-se a figurar em todas as bibliotecas de ciências sociais com o destaque de uma verdadeira referência dentro do grande tema universal do Desenvolvimento.



Theotonio dos Santos, um dos mais brilhantes economistas brasileiros de sua geração, com uma extensa e qualificada obra de trânsito internacional, tratou o desenvolvimento como nenhum outro estudioso o tinha apresentado até agora, como equivalência de um processo de civilização, um processo que tem direção e que compreende a evolução da humanidade como um todo. Com um detalhamento histórico e analítico maior dos aspectos econômicos – eis que é economista consagrado – Theotonio avança na apresentação de todas as outras dimensões do desenvolvimento até abrir a perspectiva fascinante que desemboca no que chama de Civilização Planetária.



Desenvolvimento é um conceito dos meados do século passado, que surgiu com um significado estritamente econômico (era desenvolvimento econômico), ligado ao crescimento da produtividade das economias e ao consequente aumento das rendas e dos produtos nacionais, e evoluiu posteriormente com a consideração de outras importantes dimensões de natureza social, cultural e política, até encontrar os derradeiros condicionamentos de natureza ambiental. Theotonio trata de tudo isto no seu livro, e transcende todos esses aspectos numa abrangência maior, de natureza histórica, que é a do processo de evolução da própria humanidade, que aponta para um estágio mais elevado, já visível para ele, que chama de Civilização Planetária.



O conceito de civilização, forjado nas luzes do século XVIII, é repassado em todo um extenso capítulo logo no início do livro, com o foco no Ocidente e na sua expansão para a América Latina, que é analisada depois em outro capítulo como enfrentando hoje uma encruzilhada decisiva. Assim também, com o mesmo cuidado, e com o mesmo foco ocidental, é tratada, em seguida, a Teoria do Desenvolvimento. Ressalta em toda esta detalhada revisão histórica uma consequência, óbvia, mas não comumente mencionada, do processo de desenvolvimento na sua etapa atual da aceleração tecnolóogica, uma consequência que constituirá, a seu juízo, a transformação principal a ocorrer proximamente, que é a redução da jornada de trabalho, que multiplicará os postos de emprego e dará aos assalariados em geral o precioso tempo adicional para o aperfeiçoamento cultural e espiritual da humanidade.



É importante remarcar a relevância que Theotonio atribui a esse desdobramento necessário do processo de desenvolvimento: necessário sob o ponto de vista ético, pois que a ciência é patrimônio da humanidade e não pode moralmente ter seus resultados produtivos apropriados pelo capital; e necessário sob a perspectiva da sobrevivência desta humanidade, torturada pelo flagelo do desemprego e ameaçada pelo crescimento da produção e do desgaste ambiental em ritmo frenético e irracional, exigido por esse mesmo capital.



Este futuro desaguar de todo o processo passado em revista constituirá uma nova etapa histórica de paz e de entendimento mundial pela razão. Perceptível já pela fina sensibilidade do autor, esta nova História verá a realização deste “potencial colossal de uma humanidade unida pela cooperação entre os povos”. Logo adiante, Theotonio confirma sua visão grandiosa:



Como vimos, o mundo está se transformando drasticamente. Estamos na fronteira de uma nova era econômica, social, política e cultural. O que define esta nova era é, essencialmente, a criação de uma dimensão global da vida, que é o ponto de partida para uma Civilização Planetária. Trata-se de um conceito “baseado na ideia de convergência de civilizações e culturas em direção a um convívio plural num sistema planetário único”. Eis o núcleo fundamental, denso e brilhante da obra de Theotonio dos Santos.



Evidentemente, há uma consistente e animosa crença na humanidade, que o

autor afirma sem nenhum receio de expor alguma dose de inocência que os cientistas positivistas rejeitam com esgares. Todavia, na visão filosófica construtivista, mais avançada e democrática, esta ousadia é uma qualidade primordial na deflagração do diálogo verdadeiramente igualitário que faz emergir a razão comunicativa de Habermas, capaz de sustentar a Civilização Planetária de Theotonio.



Esta crença firme na humanidade retrata-se plenamente na terceira parte do livro, aquela que trata dos direitos humanos, dos direitos dos povos e da paz mundial. É nesse desfecho mais elevado que Theotonio fala do velho e do novo na evolução humana. O velho é a falta de controle da razão sobre a produção, a distribuição e os acontecimentos políticos; o velho é a guerra, a falsa modernidade dos avanços tecnológicos sobre os aparatos bélicos, a guerra nas estrelas. O novo é a Paz, o entendimento democrático para a governança mundial (ONU) que caracterizará a Civilização Planetária.



Qualquer um que tenha vivência e sensibilidade política verá os traços firmes do socialismo nos contornos desta Civilização Planetária que Theotonio afirma “pluralista, democrática e igualitária [...] capaz de assegurar uma justiça social de forte base coletiva, apoiada nos direitos humanos e no direito dos povos, na paz e no respeito à soberania nacional”.



A ciência nunca é tão “neutra” como a tradição positivista quer que seja, e o cientista Theotonio dos Santos é, antes de tudo, um ser moral, marcado pela ética política que, necessariamente, demanda o socialismo.



O livro que, como disse, é um Tratado, tece ainda comentários percucientes sobre a evolução próxima da política mundial, aponta mudanças substanciais no quadro das hegemonias globais e prevê participações mais relevantes dos chamados BRICS nesta hegemonia, especialmente da China com sua economia dirigida, e até de continentes inteiros antes relegados à submissão, como a América do Sul e a África, num renascer mais consistente do Terceiro Mundo.



Desenvolvimento e civilização é um alentado conjunto de estudos e proposições que encontra evidente inspiração no pensamento do nosso maior pensador dos últimos tempos, Celso Furtado, homenageado explicitamente pelo autor. Será referência, certamente, em toda a bibliografia sobre desenvolvimento, ao lado da obra do seu inspirador; uma referência cheia de conteúdo ético e científico, conteúdo também auspicioso, anunciador de tempos de grandes realizações da humanidade, que preencherão o milênio recém-inaugurado. Pode-se dizer mais: será referência obrigatória na hipótese, que ele prevê com muitos argumentos, de sobrevivência da humanidade dentro dessa Civilização Planetária; porquanto na outra hipótese, a do comando irracional do capital, em que não se pode acreditar, não haveria nem referências nem sobrevivência.



Roberto Saturnino Braga





INDICE
PRÓLOGO
PREFÁCIO
INTRODUÇÃO 
1.Uma homenagem a Celso Furtado
2. Civilização e Desenvolvimento
3. Desenvolvimento e Civilização
PRIMEIRA PARTE: A RECONSTRUÇÃO DA TEORIA DO DESENVOLVIMENTO
I. TESES SOBRE A HERANÇA NEOLIBERAL
1. Introdução
2. Primeira tese
3. Segunda tese
4. Terceira tese
5. Quarta tese
6. Quinta tese
7. Sexta tese
8. Sétima tese
9. Oitava tese 
10. Nona tese
11. Décima tese
12. Décima primeira tese
II. A TEORIA DA DEPENDÊNCIA E A DESCOBERTA DO SISTEMA-MUNDO
1. Introdução: as origens
2. A teoria da dependência e a descoberta do sistema-mundo
3. As estruturas internas e a dependência
4. As corporações multinacionais 
5. A ampliação do enfoque
6. Elementos do sistema econômico mundial
7. Sistema mundial e o processo civilizatório
8. Um apêndice bibliográfico
III. A RECONSTRUÇÃO DA TEORIA DO DESENVOLVIMENTO
1. Introdução
2. Uma breve digressão comprobatória da força do “modelo” que empregamos
3. Retornando da digressão
4. Desenvolvimento e economia mundial
5. Neodesenvolvimentismo
6. Por que não crescemos?
7. Desenvolvimento e abertura econômica
8. O Consenso de Washington em debate
9. A nova etapa do capitalismo de Estado
10. O que fazer com tanto dinheiro?
11. O avanço do capitalismo de Estado
IV. GLOBALIZAÇÃO, INOVAÇÃO E CRESCIMENTO: GEOPOLÍTICA E

INTEGRAÇÃO 
1. Introdução 
2. O período da Revolução Científico-Técnica
3. Tecnologia, concentração econômica e capitalismo de Estado
4. A destruição criadora: inovação e ciclos econômicos
5. Inovação, transformações tecnológicas e a força de trabalho: visão econômica
6. Inovação, transformações tecnológicas e desemprego: visão política
7. Crescimento econômico, comércio exterior e livre comércio 
8. Integração e geopolítica
9. O exemplo do Mercosul 
10. Conclusões
SEGUNDA PARTE: DESENVOLVIMENTO E GEOPOLÍTICA
V. UNIPOLARIDADE OU HEGEMONIA COMPARTILHADA
1. Em busca de um esquema interpretativo 
2. Os casos brasileiro e francês de luta pela redução da jornada de trabalho
3. A procura de um novo centro hegemônico e de uma “Nova Ordem Mundial
4. A hegemonia compartilhada dos Estados Unidos 
5. Japão: do poder exclusivo no Pacífico à expansão no continente asiático
6. A integração europeia, o Leste Europeu e o papel da Alemanha unificada
7. A União Soviética: um “cachorro morto”? 
8. O Terceiro Mundo ainda existe?
9. É necessário e possível governar um mundo tão complexo e contraditório?
VI. A GLOBALIZAÇÃO, O FUTURO DO CAPITALISMO E DAS POTÊNCIAS EMERGENTES
1. As potências emergentes e o futuro do capitalismo
2. Crise ideológica e a opinião pública mundial
3. A questão da hegemonia 
4. Desenvolvimento e economia mundial 
5. As novas relações Sul-Sul
6. O renascer do Terceiro Mundo
7. Os BRICAS
8. Ainda sobre os BRICAS
9. Grupo dos Sete, dos Oito, dos Treze ou dos 20+?
VII. A EMERGÊNCIA DA CHINA NA ECONOMIA MUNDIAL
1. Introdução: questões teóricas
2. Reflexões sobre a China
3. A crise asiática e a economia mundial
4. Perspectivas da economia asiática depois da crise
5. A crise asiática e a consolidação das exportações chinesas 
6. O consenso de Pequim
VIII. A AMÉRICA LATINA NA ENCRUZILHADA
1. Desenvolvimento e integração
2. Bolívar ou Monroe uma vez mais?
3. Efeitos diplomáticos mais gerais
4. A crise Argentina e o esgotamento das políticas neoliberais
5. As encruzilhadas diante das crises do neoliberalismo
6. A crise chega à América Latina 
7. Estudo de caso: a contabilidade da dívida brasileira
8. Graves decisões 
9. Mercosul: um projeto histórico
10. Ainda existe América Latina? 
11. Mudanças à vista
TERCEIRA PARTE: DIREITOS HUMANOS, DIREITO DOS POVOS E A PAZ

MUNDIAL
IX. DIREITOS HUMANOS, DIREITOS DOS POVOS E A PAZ MUNDIAL
1. O combate pacífico pela sobrevivência 
2. Os direitos humanos e o direito dos povos na busca pela paz mundial
3. O direito dos povos e sua repercussão 
4. O pós-guerra e os desafios do amanhã
X. HIPÓTESES SOBRE A ECONOMIA MUNDIAL, A GUERRA E A PAZ
1. Introdução: natureza e política
2. Iniciando o novo milênio
3. O plano militar 
4. O crepúsculo do neoliberalismo 
5. Tragédia e razão 
6. Guerra e informação
QUARTA PARTE: CRISE, DESENVOLVIMENTO, NOVOS SUJEITOS SOCIAIS E CIVILIZAÇÃO PLANETÁRIA
XI. CRISE ESTRUTURAL E CRISE CONJUNTURAL NO CAPITALISMO

CONTEMPORÂNEO
1. Crise estrutural e longa duração
2. Os mecanismos de adaptação gerados pelas contradições internas do

sistema são sempre precários
3. A trilogia sobre o capitalismo contemporâneo, a crise e a teoria social
4. Da crise estrutural à crise da conjuntura 2008-2012
XII. A EMERGÊNCIA DE UM PROGRAMA ALTERNATIVO DOS

MOVIMENTOS SOCIAIS
1. As origens: da influência anarquista à Terceira Internacional 
2. O populismo e as lutas nacional-democráticas 
3. A autonomia dos movimentos sociais e as novas formas de resistência
4. A globalização das lutas sociais
CONCLUSÕES 
Referências




Busca

Carregando...