quinta-feira, 17 de abril de 2014

MORRE MAIS UM AMIGO: NORMAN GIRVAN

Norman Girvan foi  um excelente companheiro durante meu exilio no Chile, ele se destacou na criação da teoria da dependencia sendo conhecido posteriormente como líder da corrente caribenha da teoria da dependencia, depois acompanhei com detalhes sua atuação como ministro do planejamento na Jamaica, em seguida atuamos juntos na Associação Internacional de Economistas do Terceiro Mundo, e em várias outras oportunidades. É uma perda irreparável. Vejam o obituário publicado pela secretaria geral  do CLACSO.



CLACSO
Norman Girvan
La Secretaría Ejecutiva de CLACSO comunica con pesar el fallecimiento de Norman Girvan, destacado intelectual caribeño y latinoamericano, que integraba el Grupo de Trabajo CLACSO Crisis, Respuestas y Alternativas en el Gran Caribe. Asimismo, comparte el comunicado que elaboraron las coordinadoras del mencionado Grupo
El Caribe está de luto
Murió Norman Girvan, el cimarrón caribeño
Por Maribel Aponte García y Gloria Amézquita Puntiel
(Co-coordinadoras del Grupo de Trabajo CLACSO Crisis, Respuestas y Alternativas en el Gran Caribe)
El pasado 9 de abril falleció en La Habana el doctor Norman Girvan, uno de los intelectuales y activistas más importantes de América Latina y el Caribe y miembro del Grupo de Trabajo de Crisis, Alternativas y Respuestas en el Gran Caribe. Norman luchó por la justicia social, trabajó por la construcción del socialismo y participó en las organizaciones y en los eventos sociales y académicos de la región.
Nacido en Jamaica en el 1941, Girvan, aunque gozaba de excelente salud, murió en Cuba producto de las complicaciones asociadas a un accidente reciente. Le sobreviven su viuda Jasmine Thomas-Girvan y sus tres hijos, Ramón, Alexander y Alatashe.
En diciembre de 2013, en la reunión del GT de CLACSO en el contexto de la conferencia de la Cátedra del Caribe de la Universidad de La Habana, Girvan ofreció una conferencia magistral centrada en la crítica a la sentencia del Tribunal Constitucional de la República Dominicana contra descendientes haitianos. “Norman fue un firme defensor de la causa de la integración de Haití en el Caribe y siempre insistió en la importancia de la revolución de Haití en el año 1804 como un repositorio central en la construcción de una soberanía popular regional. De hecho, su blog llevaba por título "Caribvoices 1804.” (1)
Por la noche, ofreció una inspirada conferencia titulada Hugo R. Chávez, Cimarrón Bolivariano. Quien hubiese pensado que su homenaje a Chávez iba a ser uno de las últimas lecciones de este Cimarrón Caribeño. Girvan era uno de los especialistas sobre el tema del ALBA así como del CARICOM y era un crítico del libre comercio y de los Acuerdos de los Partenariados Económicos Caribeños con la Unión Europea.
El maestro Girvan fue uno de los pioneros caribeños en teorizar la economía política del desarrollo: la economía de la plantación y la teoría de la dependencia, la inversión extranjera y el desarrollo, el socialismo, la deuda, la tecnología y el desarrollo, la integración Caribeña y el desarrollo social y sustentable.
Criado en Jamaica, sus influencias tempranas versaron sobre el estudio del pensamiento crítico de la región en una época en que la sociedad trascendía el colonialismo, profundizaba en la identidad de raza, e identificaba la integración regional como una de las alternativas importantes asociadas al proceso de independencia. Estudió en la Universidad de las Indias Occidentales (UIO) con una beca en un momento histórico en el cual Arthur Lewis era el principal y Walter Rodney era su condiscípulo. Entre sus influencias más destacadas figuran la de Lloyd Best y Alister McIntyre. Como Norman lo describió: “Yo ingresé a Mona como un nacionalista jamaiquino y salí como un regionalista caribeño.”
Estudió el doctorado en la London School of Economics con Edith Penrose y escribió su disertación sobre el Capital Extranjero y el Subdesarrollo Económico en Jamaica enfocado en la bauxita. Luego desarrolló la obra del Cobre en Chile. Estos análisis se generalizaron como una investigación sobre las corporaciones multinacionales en las economías exportadoras de minerales en el Caribe y América Latina. Algunos de sus trabajos fueron parte del los estudios de UIO sobre la integración y del trabajo seminal de Clive Thomas y Havelock Brewster The Dynamics of West Indian Integration.
Entre sus logros se destacan: ser miembro del New World Group, un movimiento intelectual pan-caribeño que promovía la generación de un pensamiento autónomo en la región; ser invitado por Samir Amin a trabajar en Dakar en el Instituto Africano para el Desarrollo y la Planificación de las Naciones Unidas en el 1973; trabajar bajo la administración de Michael Manley como director de la Agencia de Planificación gubernamental; ser miembro fundador de la Asociación de Economistas del Caribe en el 1987; ser el director de la Red Graduada de UIO y del Sir Arthur Lewis Institute of Social and Economic Studies (SALISES); obtener la distinción de Profesor Emérito de la Universidad de las Indias Occidentales y de un doctorado Honoris Causa de la Universidad de La Habana (2008); ser miembro del Grupo de las Naciones Unidas sobre Políticas del Desarrollo; ser designado como el representante personal del Secretario General de las Naciones Unidas para mediar en la controversia fronteriza entre Venezuela y Guyana (2010), y fungir como Secretario General de la Asociación de los Estados del Caribe (2000-2004).
“Toda la obra de Norman Girvan es una importante contribución para la formación y renovación del pensamiento continental latinoamericano y caribeño alternativo que resulta imprescindible para la acción en momentos decisivos de las luchas por la independencia y la soberanía de las naciones. El pensamiento caribeño, su profundidad y su mirada holística tienen amplios puntos de contacto con lo que se debate en el resto del continente y ahí están las bases de un diálogo que es aún insuficiente y que deberíamos fortalecer desde la institucionalidad política, académica y la impronta personal.” (2)
“El mundo académico de las Ciencias Sociales y los sectores sociales comprometidos con las causas de justicia e igualdad, lamentamos profundamente la pérdida irreparable que significa la desaparición física del doctor Norman Girvan. Toda acción que signifique rescatar su obra y preservar su memoria para beneficio de las generaciones actuales y futuras del Gran Caribe debe recibir el mejor de nuestros esfuerzos.” (3)
..............................
(1) Camille Chalmers, integrante Grupo de Trabajo CLACSO Crisis, Respuestas y Alternativas en el Gran Caribe
(2) Palabras de la doctora Tania García, integrante del Grupo de Trabajo CLACSO Crisis, Respuestas y Alternativas en el Gran Caribe, durante la presentación del libro El Caribe: dependencia, integración y soberanía, de Norman Girvan
(3) Palabras de Gerardo Maloney, integrante del Grupo de Trabajo CLACSO Crisis, Respuestas y Alternativas en el Gran Caribe

quarta-feira, 16 de abril de 2014

Sobre a morte de Ernesto Laclau

Amigos desde 1969 quando pronunciei conferencia em Oxford para o Instituto de América Latina. Sempre adminei sua obra pela criatividade de uma imaginação sociológica e politica sem par. Vejam a nota de CLACSO muito respeitosa da profundidade de sua obra:


Ernesto Laclau
CLACSO desea expresar su profundo pesar por el fallecimiento de Ernesto Laclau, intelectual destacado y comprometido con las luchas emancipatorias de nuestro tiempo.
Nació en Buenos Aires el 6 de octubre de 1935. En 1954 ingresó a la Carrera de Historia en la Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires. En 1955 conformó el grupo Contorno junto a otros intelectuales y dirigió las revistas Izquierda Nacional y Lucha Obrera.
Luego emigró a Londres en 1969 para estudiar con el historiador Eric Hobsbawm. Se doctoró en filosofía política en la Universidad de Essex donde se desempeñó como profesor de Teoría Política. En Europa fue influido por pensadores como Foucault, Derrida y Lacan.
Director honorario del Centro de Estudios del Discurso y las Identidades Sociopolíticas de la Universidad de San Martín y Director del Instituto Interdisciplinario de Estudios e Investigaciones de América Latina (UBA). Reconocido interlocutor de Negri y Zizek, se destacó por ser un latinoamericanista en el debate sobre los populismos.
Sus reflexiones guiaron una nueva discusión sobre el concepto de hegemonía de Antonio Gramsci en la teoría posestructuralista dentro del marxismo. Concibió la incompletitud como esencial para el proyecto mismo de hegemonía. Vital es su pensamiento para los movimientos sociales. “Es necesario pasar de formas culturales concebidas como la búsqueda de lo universal en lo contingente, a otras que vayan en una dirección diametralmente opuesta: es decir, que intenten mostrar la contingencia esencial de toda universalidad, que construyan la belleza de la específico, de lo irrepetible, de aquello que transgrede la norma”, escribía en Nuevas reflexiones…
Entre sus obras podemos citar: Política e ideología en la teoría marxista: capitalismo, fascismo, populismo, Siglo XXI, México, 1978; Tres ensayos sobre América Latina, FCE, Buenos Aires, 1980; Hegemonía y estrategia socialista. Hacia una radicalización de la democracia (en coautoría con Chantal Mouffe FCE, Buenos Aires,1985; Emancipación y diferencia, Ariel, Buenos Aires,1996; Nuevas reflexiones sobre la revolución de nuestro tiempo, 1990, Nueva Visión, Buenos Aires, 2000; Misticismo, retórica y política, 2002, FCE, Buenos Aires; Contingencia, hegemonía, universalidad. Diálogos contemporáneos en la izquierda (en coautoría con Judith Butler y Slavoj Zizek), 2003, FCE, Buenos Aires; La razón populista, 2005, Buenos Aires; Debates y Combates, 2008, FCE, Buenos Aires.
Invitado a dictar una conferencia, murió en Sevilla el 13 de abril de 2014. Con él, América Latina ha perdido un gran pensador del sur. Su obra permanece, sin dudas, en las huellas de los itinerarios políticos de nuestra región.

terça-feira, 15 de abril de 2014

Do sítio Página 12, sobre a situação na Venezuela. Por Martín Granovsky.

Ir a la página principal
El mundo  |  Domingo, 13 de abril de 2014
EL COMIENZO DE LOS CONTACTOS EN VENEZUELA DESPUES DE 40 MUERTOS

Un diálogo con plateístas

Los dos sectores en que está partida Venezuela se sentaron a una reunión que seguirá el martes 15. Sudamérica, a través de la Unasur, tomó en sus manos la búsqueda de una solución para la crisis de Venezuela sin participación de los Estados Unidos. La lógica de la Argentina. Brasil en procura de la despolarización. El interés de Colombia.

/fotos/20140413/notas/na24fo01.jpg
Por Martín Granovsky
El diálogo entre el presidente Nicolás Maduro y la oposición venezolana, iniciado el jueves último y con una segunda vuelta planificada para el martes, surgió tras 40 muertos como una chance para conjurar los fantasmas que amenazan con tornar inestable a toda Sudamérica, una de las regiones más pacíficas del mundo.
Un diplomático latinoamericano que pidió reserva de su identidad identificó ante Página/12 tres peligros latentes en Venezuela:
- El primero, un golpe de Estado.
- El segundo, un avance preventivo del chavismo más duro y la restricción de libertades individuales hasta producir un virtual autogolpe.
- El tercero, la guerra civil. “Ninguno de los tres escenarios le conviene a Venezuela”, dijo el diplomático a este diario. “Ninguno le conviene a Sudamérica. Ninguno es bueno para cada uno de los países de la región.”

Intereses

Con una experiencia tan fresca como el diálogo, transmitido en directo por la tele, es difícil hacer pronósticos. La revista norteamericana Foreign Policy, por ejemplo, se apuró a criticar porque, dijo, “las dos partes no pueden coincidir en nada”. Señaló un análisis de FP publicado el viernes que cada uno marcó sus obsesiones: el gobierno, que la oposición es violenta y quiere derrocarlo; la oposición, que el gobierno ganó por elecciones fraudulentas, que no resuelve la criminalidad y que no respeta la división de poderes.
En cambio el canciller argentino, Héctor Timerman, valoró el diálogo y dijo que si se llega a acuerdos “que disminuyan los actos de violencia, serán bienvenidos”. Afirmó Timerman: “La Argentina estuvo presente en todas las negociaciones entre las partes, junto con los otros siete cancilleres de la Unasur. Estuvimos trabajando en dos misiones diferentes y el martes logramos que se sienten a una reunión exploratoria para el comienzo del diálogo funcionarios del gobierno y sectores de la oposición”.
También el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, felicitó a los venezolanos por buscar “un terreno común para superar los desafíos que enfrenta el país”.
Como la estabilidad democrática pasó a ser una ideología compartida por gobiernos de distinto signo, pudieron coordinar esfuerzos Estados con administraciones que simpatizan sin vueltas con Maduro, como la Argentina, con gobiernos que quieren su continuidad y al mismo tiempo recibirían con gusto la noticia de una menor polarización, como Brasil, o conducciones políticas distantes del discurso chavista pero a la vez interesadas en la convivencia, como Colombia. O por cariño o por conveniencia práctica, y a menudo por ambos motivos, la Unión Suramericana de Naciones se puso de acuerdo y luego dio dos pasos. Uno, el compromiso de que la Unasur se metería en Venezuela no para intervenir en los asuntos internos sino para ayudar en un diálogo nacional que no fraguaba. Otro, el nombramiento de una comisión operativa integrada por los cancilleres de Ecuador y Brasil, Ricardo Patiño y Luiz Alberto Figueiredo, y la canciller de Colombia, María Angela Holguín.
La presencia de Brasil se explica por sí misma: es el país más grande del Mercosur, de la Unasur y de la Celac, y además comparte con Venezuela una frontera de 2199 kilómetros.
Ecuador integra la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América que encabeza Venezuela. También son miembros Bolivia, Antigua y Barbuda, Cuba, Dominica, Nicaragua, Saint Vincent and the Grenadines y Saint Lucia. El canciller Patiño es uno de los políticos más próximos al presidente Rafael Correa. Está con él desde el principio, en 2006. Fue su primer ministro de Finanzas. En 1980, después de la revolución sandinista que derrocó al dictador Anastasio Somoza, fue miembro del gobierno de Nicaragua en el Instituto Nacional de la Reforma Agraria.
Colombia está en paz con Venezuela desde que en 2010 una misión de la Unasur evitó la guerra entre los dos países. Las negociaciones que llevó adelante el entonces secretario ejecutivo de la Unasur, Néstor Kirchner, acompañado de Rafael Follonier, comenzaron días antes de la asunción de Juan Manuel Santos como presidente en lugar de Alvaro Uribe y fructificaron dos días después, el 9 de agosto, cuando ambos países cortaron su escalada y repusieron embajadores. La negociadora que puso Santos fue María Angela Holguín, a quien al asumir nombró ministra. Holguín era una interlocutora conocida para Chávez. Entre 2002 y 2004 había sido embajadora de Colombia en Venezuela. En 2010 su contraparte venezolana en la negociación fue el entonces canciller de Chávez, Nicolás Maduro. Las buenas relaciones con Venezuela signaron todo el período de Santos, a tal punto que Chávez colaboró para que comenzara el diálogo del gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Santos afronta la primera vuelta de las elecciones el 25 mayo. Puede exhibir un crecimiento anual promedio del 4,6 por ciento y una inflación que en 2013 no superó el 2 por ciento, una reducción del desempleo al 10,2 por ciento, una baja sensible de pobres e indigentes y reservas por 45 mil millones de dólares. Pero al mismo tiempo, según la influyente revista Semana, aún hay 14 millones de pobres, 10 millones de trabajadores tienen empleo informal, la política de restitución de tierras chocó con burócratas o paramilitares y el tranquilo Santos no tienen el carisma ni el caudillismo de un Chávez o, salvando distancias ideológicas, de un ultraderechista Uribe. El antecesor de Santos torpedea el proceso de paz con las FARC con cierta eficacia. En las últimas elecciones legislativas de marzo su fuerza, una alianza de Centro Democrático más el Partido Conservador, terminó segunda a poca diferencia del oficialismo y él mismo fue electo senador. Oscar Iván Zuluaga, candidato de Centro Democrático a la presidencia, no pretende ser fino en medio de la campaña. Para criticar la presunta blandura de Santos con las FARC, dijo que “los guerrilleros están en el mejor de los mundos, en Cuba, tomando ron con sus amantes”. También compite Enrique Peñalosa, de la Alianza Verde.

Sin OEA

La novedad de la gestión en favor del diálogo entre Maduro es que esta vez la misión estuvo integrada por una comisión de la Unasur y un representante del Vaticano y no por la Organización de los Estados Americanos.
El 11 de abril de 2002 Chávez sufrió un golpe de Estado que entronizó fugazmente al empresario Pedro Carmona. Duró sólo tres días y Chávez fue repuesto en el poder.
A comienzos de 2003, poco después de asumir su primera presidencia, Luiz Inácio Lula da Silva participó en la creación de un Grupo de Amigos de Venezuela que integraron Brasil, los Estados Unidos, España, Portugal, Chile y México. El objetivo especial de dos de los presidentes, Lula y el chileno Ricardo Lagos, era blindar al sistema venezolano contra un nuevo golpe de Estado justo cuando Chávez llevaba 45 días de una huelga opositora que podía terminar en una profunda crisis política. La meta de los Estados Unidos era más inmediata. En ese momento Washington se aprestaba a una nueva intervención en Irak y no quería problemas con el suministro petrolero desde Venezuela.
El miércoles último Lula recordó la formación de aquel Grupo de Amigos. En una charla de tres horas con blogueros habló del tema y dijo que la inclusión de España y de los Estados Unidos tenía su motivo: habían sido los dos gobiernos que reconocieron a Carmona. “En el grupo debía haber países que fuesen confiables para la oposición, porque era un grupo de amigos de Venezuela y no de Chávez”, dijo.
También contó que cuando Maduro ganó las elecciones “le dije que era importante construir un equilibrio para que Venezuela aprovechase su potencial” y pudiese avanzar en la producción de alimentos.
Deseó Lula que Venezuela “encuentre un punto de equilibrio” y consideró “un avance que Henrique Capriles quiera negociar”.
En un párrafo que algunas agencias de noticias interpretaron erróneamente como gobierno de coalición, llamó a “hacer una política de coalición”, que en boca de Lula suele significar ampliar el arco de alianzas y no apostar a la agudización de contradicciones. “Me parece que ahora las manifestaciones se centran más en el movimiento estudiantil”, dijo Lula. “Espero que Maduro pueda dar una respuesta y encontrar la paz que Venezuela precisa, porque es muy difícil para un gobernante trabajar si pierde dos terceras partes de su tiempo en disputas internas."

segunda-feira, 14 de abril de 2014

Entrevista de Theotonio dos Santos para a Revista de Economia Fluminense

É preciso limitar o poder econômico sobre o processo político
 

Theotonio dos Santos



O cientista social Theotonio dos Santos possui graduação em Sociologia e Política e em Administração Pública pela Universidade Federal de Minas Gerais (1961), mestrado em Ciência Política pela Universidade de Brasília (1964), doutorado em Economia Por Notório Saber pela Universidade Federal de Minas Gerais (1985) e doutorado em Economia Por Notório Saber pela Universidade Federal Fluminense (1995). Atualmente é coordenador da cátedra UNESCO/ONU sobre Economia Global e Desenvolvimento Sustentável (REGGEN) e professor emérito da Universidade Federal Fluminense. Tem experiência nas áreas de Economia e Relações Internacionais, com ênfase em Economia Política Internacional, atuando principalmente nos seguintes temas: América Latina, Economia Mundial, Neoliberalismo, Globalização e Desenvolvimento Sócio-Econômico.



Economia Fluminense: Como viu a proposta do governo para a reforma política e aprovação, até aqui, de algumas medidas como a instituição do voto aberto em todas as decisões do Congresso?

Theotonio dos Santos: É positiva a iniciativa de dar ênfase à reforma política,
mas o governo não está sustentando convenientemente a proposta. Com relação ao voto aberto, isto é muito relativo. Na União Soviética, a primeira expressão de avanço democrático foi o voto passar a ser secreto. Havia acusações de
que o voto aberto seria controlado pelo governo. Não creio que seja uma conquista democrática o voto aberto.

EF: E quanto aos movimentos que tomaram as ruas do país, expressam um avanço da democracia?

TS: Falta um pouco mais de clareza a esses movimentos. Mais experiência política, lideranças. Falta um projeto político. Nota-se alguma dificuldade de criar um movimento politicamente articulado. Em todo caso, só o fato de as pessoas estarem nas ruas já é uma fonte positiva de pressão. Mas o próprio governo deveria estar comandando os grandes
movimentos de massa, porém não se mostra disposto a enfrentar forças an-
tipopulares. Não há clareza também (da parte do governo) sobre a reforma
política que pretende implementar. Os projetos apresentados ao Congresso não estão polarizando. Quando se fez as Diretas Já havia um projeto definido
dentro do Congresso, uma votação com
pressão popular. Havia um objetivo político bem definido. Na medida em que não exista um projeto que polarize, não se pode canalizar a iniciativa popular para uma direção progressista.

EF: Como deveria, então, ser o projeto
de reforma política?

TS: O grande problema da reforma política é o peso das classes dominantes
sobre as eleições. O ponto central seriao financiamento público das campanhas. Fechar listas partidárias pode ser interessante, mas como o país não tem tradição partidária relativamente forte, me parece um pouco artificial. Teríamos
que fazer um esforço muito forte para localizar os indivíduos que podem representar os melhores interesses. Deixar para os partidos estabelecerem a hierarquia dos cargos pode ser bom ou não, dependerá da capacidade dos partidos para representar realmente posições
políticas coerentes, coisa que não vemos neste momento. Talvez, se a ideia da lista for bem definida, se consiga fortalecer as eleições parlamentares, o que
é importante, porque o governo continua sendo mais visualizado pela população como sendo de centro-esquerda, e o parlamento mais à direita. Não diria que a solução da lista é absolutamente necessária e será realmente progressis-
ta. Poderá ser, se houver definição dos partidos diante da população. Mas atualmente é muito difícil chegar a isso.

EF: Não seria o caso de promover uma
reforma partidária?

TS:
Sim, mas ela não pode ser feita
de cima para baixo. Reforma partidária
tem que ser feita pelo povo. Não sendo
assim é paternalismo. Supõe-se que os
partidos criam o Estado, não o contrário.
 ́
EF: Como vê o referendum proposto
pelo governo?

T.S: Pode ajudar a levar o debate para
a base. Polarizar. É preciso fazer com que todos os setores se sintam participantes da discussão. Isso, sim, trará legitimidade a uma reforma política. Mais importante que o produto das discussões é que a população sinta que está criando algo a seu favor. Ademais, a mobilização e a consciência são partes fundamentais de qualquer decisão política. Se discute muito se Cuba é uma democracia, por exemplo. Mas como manter um gover-
no por mais de 50 anos com a maior potência do mundo a 200 milhas? A Constituição cubana foi discutida por toda a população.

EF: Como se deu este processo?

TS: Houve milhares de projetos de iniciativa popular e das assembléias locais, das comunidades. A Constituição cubana é do povo cubano. Ele criou. Ninguém pode chegar e fazer o que bem entende. O grau de participação da base é impressionante e se manifesta nas políticas públicas. Toda a população participa do sistema de saúde-família. Não é só o médico de família, é a famí-
lia com o médico. É um movimento de integração de toda a sociedade. Na educação, quando foi feito o projeto de alfabetização, que se conseguiu fazer em
dois anos, havia a determinação de que cada cubano só poderia alfabetizar dois compatriotas, para que todos os demais pudessem alfabetizar. Então, foi uma
mobilização fantástica, inclusive com jovens e crianças, que depois receberam seus títulos. Isso é democracia, não esta sem participação do povo.